Periquitos como mascotas

Los periquitos (Melopsittacus undulatus) son uno de los animales que más popularmente se encuentran en los hogares como mascota. Junto a canarios, ninfas y agapornis, son las aves que más habitualmente visitan los veterinarios en Clínica Nido Valencia.

Los periquitos son originarios de Australia y pertenecen al grupo de las psitácidas, conocido como la familia de los loros. Son aves de pequeño tamaño y gran variedad de colores. Su longevidad es variable, se estima que en cautividad viven entre 8 y 12 años, aproximadamente. Presentan un dimorfismo sexual fundamentado en la coloración de la cera del pico, de forma que los machos se identifican con una coloración azul y las hembras con ceras de color marrón o rosada. Se trata de individuos gregarios y sociales, así que se benefician de la presencia de compañeros en su instalación.

Los periquitos, como sucede en gran variedad de aves, se tratan de animales que no manifiestan la enfermedad de igual manera que otras especies de mamíferos. De esta manera, los pacientes pueden presentar patología, pero ocultarla para no mostrar debilidad. Esta condición supone una mejora evolutiva para la supervivencia en el entorno salvaje, sin embargo, dificulta la temprana alerta o diagnóstico por parte de sus propietarios.

Enfermedades comunes en periquitos

A continuación, indicamos algunos de los principales signos clínicos que, aunque de forma sutil, pueden sugerir enfermedad en vuestras mascotas.

  • Hiporexia/anorexia: una de las principales consecuencias de enfermedad es la pérdida de apetito. Ya sea como causa o consecuencia, un ave enferma comienza a perder peso y en muchas ocasiones se debe a que comen en menor medida. Sin embargo, no siempre es tan fácil, ya que podría haber una ingesta normal pero una pérdida de condición corporal si el periquito sufre una enfermedad que impide asimilar los nutrientes.

  • Heces líquidas: no siempre sugiere patología, pero la pérdida de forma y solidez de las heces, así como el cambio de coloración puede aportar información acerca de un posible problema de salud.

  • Estreñimiento: la ausencia de producción de heces puede estar asociada a una obstrucción intestinal y si se prolonga en el tiempo se pueden agravar las consecuencias.

  • Embolamiento y debilidad: se trata de uno de los principales síntomas que se observa en los periquitos enfermos. El embolamiento consiste en un ahuecamiento de las plumas de forma que se erizan para mantener la temperatura corporal. El ave se muestra con una silueta esférica en forma de “bola”. Suele estar asociado a la presencia de un estado mental de debilidad. En caso de observarse esta sintomatología recomendamos el aporte de calor externo y revisión por parte de un veterinario especializado.

  • Agitación de la cola: se conoce como «tail bobbing». La leve agitación vertical de la cola se considera normal en las aves, sin embargo, en ocasiones movimientos exagerados pueden suponer patología respiratoria. También se asocia a temperaturas excesivamente elevadas, ejercicio, estrés o sobrepeso.

  • Respiración por la boca: suele estar relacionado al «tail bobbing». Cuando las aves respiran por la boca de forma ininterrumpida, podemos sospechar seriamente de insuficiencia respiratoria grave. Requerirá revisión por un profesional.

  • Dificultad en el vuelo: periquitos débiles o enfermos que aparentemente se muestren activos pueden delatar su patología mediante una deficiencia en la calidad de su vuelo, incluso en su incapacidad para hacerlo.

  • Regurgitaciones: a pesar de que se trata de un comportamiento normal de cortejo en aves, es importante considerar que el vómito continuo es una condición patológica y puede provocar graves consecuencias.

  • Picaje y pérdida de plumas: se trata de una manifestación clínica inespecífica en la que el periquito tiene ademán de quitarse las plumas y picarse en diferentes zonas de la piel. Algunas de las principales causas del picaje son: estrés, parásitos externos, enfermedad cutánea, viremias, deficiencias nutricionales, patología sistémica o dolor localizado.

  • Ausencia de canto: en determinadas ocasiones, el primer signo clínico que precede al desarrollo de la enfermedad es la disminución en la producción de sonidos por parte de la mascota.

Enfermedades más diagnosticadas en periquitos

A modo de conclusión, os enumeramos las principales enfermedades que más habitualmente diagnostican nuestros veterinarios en periquitos:

  • Enfermedades no infecciosas:

    • Patología asociada al manejo: la principal consecuencia de albergar periquitos en cautividad es el desarrollo de enfermedad asociada a ingestas indebidas, alteración en el fotoperiodo y deficiencias nutricionales. También es habitual la obesidad y tumores de grasa.

    • Enfermedades respiratorias: suelen estar asociadas a causas infecciosas, cardiopatía o intoxicaciones por aerosoles.

    • Gota: es una enfermedad que consiste en el depósito de cristales en órganos internos y articulaciones. Las causas son nutricionales, intoxicaciones o insuficiencia renal.

    • Neoplasia: renal y gonadal son las más representadas.

    • Patología reproductiva: puesta crónica, retención de huevo, salpingitis.

  • Enfermedades infecciosas:

    • Vómitos y diarreas: candidiasis, megabacteriosis, tricomoniasis.

    • Virus: poliomavirus, paramixovirus, bornavirus.

    • Ácariasis: Knemidocoptes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *